El turismo a Francia está muy relacionado con todo lo que pasa en el país y uno de esos factores es el grado de limpieza que tenga el país en cuanto a contaminación. En ese aspecto, Francia está trabando duro de cara a reducirla y ofrecer a los turistas un espacio donde disfrutar de la naturaleza. A partir de ayer, en Francia se usa un tipo de gasolina muy diferente, en la que podemos encontrar un 10% menos de etanol, por lo que la contaminación es sensiblemente menor.

gasolina-francia.jpg

Esto hará que el aire de Francia esté más limpio y los turistas puedan pasear por sus ciudades de una manera más agradable, sabiendo que lo que están respirando es un aire más puro. Es una buena iniciativa que repercutirá positivamente en Francia, tanto en el turismo, en su medio ambiente y en definitiva, en su economía. Es bueno que los países tomen medidas de este tipo, que poco a poco reduzcan sus emisiones.

Los turistas también se fijan en estos detalles a la hora de decidirse por viajar a un país concreto, ya que todos queremos hacerlo a un país donde el aire no esté contaminado y es el camino que quiere seguir Francia, para disminuir contaminación y ganar turistas. Esperemos que otros países tomen buena nota y hagan algo parecido.

Vía|Enpositivo