calles-francia.jpg

Ahora en vacaciones es muy frecuente que muchos turistas de España pasen a Francia para disfrutar de unas vacaciones. Debemos tener en cuenta las normas que están vigentes en Francia y que hacen referencia a los conductores, ya que si viajamos por Francia con nuestro noche deberemos tener un etilómetro, entre otras cosas porque podríamos recibir una multa si no lo llevamos y la policía nos para en cualquier momento, por lo que merece la pena tenerlo si tienes en mente viajar con tu coche por Francia durante las vacaciones de verano o en cualquier otro momento del año.

Es una nueva medida que está en vigor desde hace unas semanas y cualquier vehículo puede ser parado y es obligatorio el etilómetro para que cada usuario se pueda hacer la prueba de alcohol con su propio aparato. La multa en estos momentos está entorno a los 11 euros, que no es mucho dinero pero merece la pena tener el etilómetro para viajar por carreteras francesas y es una buena forma de controlarnos el alcohol a la hora de conducir, para evitar multas tanto en España como en Francia.

Lo más coherente es viajar por Francia con un etilómetro y además no haber bebido nada durante antes de conducir, ya que así vamos a mantener nuestros reflejos al máximo y no nos expondremos a ninguna multa, que es lo más sensato cuando se va de vacaciones a un país extranjero y podemos tener dudas sobre el nivel de alcohol máximo para no recibir multa alguna.

Vía | Expreso
Foto | Flickr