Uno de los elementos más famosos de París es el Moulin Rouge y ciertamente todos lo conocemos por la famosa película de Nicole Kidman. Si te apetece y dispones de unos 100 euros, puedes pasar la noche y divertirte como nunca lo has hecho. Es un lugar donde la sensualidad, el baile y el colorido se unen de la mano. Es ciertamente una experiencia peculiar que te gustará disfrutar.

moulin-rouge.jpg

Pagando la entrada puedes disfrutar de una selecta cena con diferentes platos típicamente franceses y un buen champagne que no puede faltar. La ambientación con las bailarinas es realmente lujosa y de seguro que no le quitas ojos. No faltará a lo largo de la noche el clásico y tan sensual baile del Can Can, que es uno de los clásicos del Moulin Rouge.

A pesar del paso del tiempo, el Moulin Rouge sigue siendo uno de los grandes símbolos y lugares de la noche parisina y desde luego muchos turistas se lo pasan muy bien disfrutando de ella. La experiencia bien merece esos 100 euros que aproximadamente cuesta la entrada. La diversión y el buen ambiente están asegurados.

Vía|Viajesdestinos