torre-eiffel-huelga.jpg

El escenario con el que se han encontrado en la jornada del martes los turistas en París ha sido insólita, ya que se han encontrado con la Torre Eiffel cerrada. En esta ocasión no se trata de ningún problema de la torre en sí, sino que sus 300 trabajadores se han puesto en huelga y han decidido cerrar este icono de París y de Francia, un lugar que merece la pena conocer durante las vacaciones.

A pesar de las molestias causadas a los turistas que paseaban por la ciudad y que tenían la intención de subir a la Torre Eiffel, los trabajadores han optado por anteponer sus protestas a la felicidad de los turistas durante la pasada jornada del martes, debido a que es una forma de presionar para poder conseguir lo que desean, que son mejores condiciones laborales y un aumento de salario considerable.

De cualquier forma este cierre en caso de repetirse de nuevo puede dañar la imagen de París, debido a que los turistas a día de hoy no disponen de mucho tiempo para conocer la ciudad y lógicamente en la gran mayoría de los casos los planes de conocer la Torre Eiffel están muy presentes, debido a que es uno de los grandes iconos. Encontrarse este gran monumento cerrado no es del agrado de los turistas, por lo que se deberían evitar este tipo de protestas tan drásticas y que perjudica a los turistas que deseaban visitar esta torre durante la jornada del martes.

Vía | Elmundo
Foto | Wikimedia